El Instituto Nacional de Estadística (INE),  está  desde esta semana realizando un seguimiento a numerosos teléfonos móviles de nuestro país, este seguimiento se realizará  durante esta semana y durante algunas fechas sueltas en los próximos meses, principalmente días festivos.

 Este “rastrero”  de teléfonos móviles se realiza con la excusa de obtener información sobre la movilidad de los ciudadanos de nuestro país, y se puede llevar a cabo gracias al acuerdo alcanzado con las operadoras de telefonía más importantes de España  (Movistar, Vodafone y Orange), el objetivo es obtener información sobre los movimientos de los ciudadanos tanto en días laborales, Domingo,  como en festivos muy señalados como por ejemplo puede ser un día de Navidad.

 Para evitar posibles denuncias por parte de los usuarios amparándose en la Ley de Protección de Datos, los datos que facilitarán las operadoras móviles no serán posicionales,  sino un recuento de la cantidad de móviles que puede haber en un determinado lugar a una hora concreta. Con estos datos se pretende obtener información sobre los desplazamientos y hábitos de los españoles según los días de las semana, como por ejemplo cómo se desplazan al trabajo o a dónde viajan en sus vacaciones.  El INE ha hecho mucho hincapié en el que no se conocerán los datos individuales de los usuarios de los números de teléfono rastreados. Hay que recordar que aunque desconectemos la opción de GPS de nuestro móvil, el usuario  no se libraría de poder formar parte del estudio, ya que la información no se recoge a través del satélite sino de la red móvil.

 Hay que destacar que el INE ha realizado un pago estimado en medio millón de euros a las  tres operadoras para poder recabar los datos de movilidad de los usuarios, un claro ejemplo de lo suculento que es  el “mercado de datos” en la actual era de la información.

 Un dato importante es que Vodafone y Orange si dan opción a los usuarios a no participar en este estudio (A través de sus app, aunque no de una manera demasiado sencilla) mientras que Movistar ni siquiera ha dado opción a sus abonados a no participar en el estudio.

 Este análisis del INE,  debería abrir  un amplio debate sobre hasta dónde llega nuestra privacidad en la actualidad,  con la forma en la que las nuevas tecnologías están copando todos los niveles de nuestra vida, ¿Se garantiza suficientemente la privacidad de nuestros datos? ¿Tenemos conocimiento de todo el “trafico” que realizan algunas empresas con nuestros datos privados o desplazamientos? ¿Hay forma de participar de la evolución de las nuevas tecnologías o internet, sin decir adiós a nuestra privacidad de una manera u otra?

Start typing and press Enter to search