En muchas ocasiones la línea que delimita lo que es tiempo de trabajo de lo que no, es muy fina, y una reciente sentencia del Tribunal Supremo parece que la ha difuminado mucho más,  si es que era posible.

 Una demanda de los principales sindicados de nuestro país, solicitaba que el tiempo empleado en disputar  una pequeña liga de futbol que juegan algunos comerciales de la empresa  Altadis (Antes conocida como Tabacalera) con un colectivo de estanqueros, fuera computado como  parte de la jornada laboral de los comerciales, ya que consideraban esta liga como una actividad más dentro de las promociones que realizan con los clientes de la empresa. En la demanda entre otros aspectos,  se solicitaba que la jornada laboral de los comerciales no pudiera comenzar hasta 12 horas después de finalizado el partido o que cualquier accidente en un desplazamiento a estos encuentros se tratara como un accidente de trabajo convencional.

 Lo curioso del caso es que tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal Supremo han dado la razón a los sindicatos a pesar de que la participación en estos encuentros es totalmente voluntaria y que  además el tiempo que dedicaban los comerciales a disputar estos partidos,  ya se compensaba con días de descanso.

 Queda claro pues con esta sentencia que el hecho de acudir a un acontecimiento deportivo o similar,  con la finalidad de estrechar lazos con los clientes,  no se puede considerar  en ningún caso como ocio de los trabajadores, el debate queda abierto con esta sentencia.

Enlace a la sentencia:

http://cort.as/-JyPX

Start typing and press Enter to search