La red social ha desarrollado una novedosa tecnología que analiza las fotos que publican los usuarios de esta red. A través de esta novedosa  tecnológica se puede obtener información sobre los posibles ingresos económicos del usuario, su familia y amigos.

 La red de Mark Zuckerberg, ha desarrollado una patente  con unos algoritmos de aprendizaje automático, que es capaz de analizar imágenes y analizar la capacidad económica y otros factores de las personas que aparecen en la foto o que las  han hecho.  Esta patente fue solicitada en el año 2017 por lo que sospecha que Facebook  podría estar utilizándola ya a nivel interno realizando pruebas y mejorándola en sus “perfiles internos”, utilizando y obteniendo datos de sus usuarios sin que estos hayan entregado voluntariamente dato alguno.

 Un ejemplo práctico de cómo funcionan  estos “perfiles internos” , sería el hecho de que Facebook  es capaz de averiguar tu ciudad de residencia o trabajo aunque no hayas facilitado esos datos, simplemente analizando desde donde te conectas habitualmente, esa información es utilizada por Facebook sin el consentimiento explícito del usuario de esta red.

 Con la nueva aplicación de Facebook también se puede llegar a analizar las características del hogar de un usuario o nuestra capacidad económica, simplemente analizando tanto nuestras fotografías como las de nuestros contactos en esta red.

 Sin duda esta nueva patente de Facebook abre un enorme abanico de posibilidades y a la vez cuestiona de manera importante nuestra privacidad en la red y la protección de  nuestros datos personales incluso cuando ni siquiera los hemos facilitado voluntariamente.

 Todas estas cuestiones abren un gran debate sobre  dónde acaba nuestra privacidad en las redes sociales,  y dónde comienza el derecho de las empresas  a utilizar nuestros datos,  aprovechando los grandes avances tecnológicos que se están realizando,  y lo mucho que sin duda llegarán en el futuro. ¿Dónde está límite?

Start typing and press Enter to search